Detecta las plagas más comunes es tu jardín y aprende como combatirlas para tener siempre plantas sanas y un jardín hermoso.

Todos los jardines cuentan con múltiples insectos, y no hay que temerles, para ellos este es su entorno natural y algunos son beneficiosos para las plantas, puesto que ayudan a eliminar muchas plagas que vienen con todas las intenciones de alimentarse con tus plantas y por ende destruir tu jardín. La mayoría de las plagas llegan sin ser vistas y depositan sus huevos o crías para que se desarrollen. Pero no es hasta que estas crías están grandes que las detectamos. Por eso es bien importante que de vez en cuando detallemos las hojas de las plantas, ya que, muchas plagas se esconden allí o en las raíces, debajo de la tierra para protegerse de depredadores. Así que es importante que examines tus plantas de arriba a abajo para ver si hay algún crecimiento o malformación extraña. En otras ocasiones, no verás al inquilino inmediatamente, pero notarás los síntomas de deterioro en tus plantas, sobre todo en las hojas. La observación y detección es de suma importancia, ya que, los métodos y productos para controlar plagas sirven de forma específica para a cada especie. Es decir, un producto para controlar los ácaros posiblemente no sirve para eliminar babosas y caracoles. Si quieres ir a la segura, puedes utilizar una lupa para ver mejor y poder identificar el tipo de insecto o plaga está atacando tus plantas, ya que por lo general son diminutos. Tecniservicios Beltran Las plagas más comunes en plantas decorativas son los ácaros, los áfidos, las chinches, saltamontes, caculos, caracoles, babosas o lapas, los hongos, moscas blancas y las queresas. Cada uno de éstos deja notar su paso de diferentes formas en las hojas, ramas, tallos y raíces. Para darte unos ejemplos: los áfidos, las chinches y saltamontes harán que tus hojas se vean arrugadas o enroscadas. Los caculos, caracoles, orugas y lapas se harán notar a través de las hojas mostrando bordes comidos y masticados. La fumagina y otros hongos dejan una capa negra sobre la hoja parecida al hollín. Otros hongos e insectos pueden dejar una capa blancuzca y aterciopelada sobre las ramas y hojas. Los síntomas van a variar de acuerdo a la plaga que esté atacando a tu jardín. Puedes encontrar desde manchas color marrón o negras, perforaciones, hasta caminos blancos y brillosos o extraños túneles. Para combatir a estas plagas, puedes utilizar elementos naturales como la cascara de huevo, el ajó o el limón. También puedes sembrar plantas que atraigan a las mariquitas, ya que a éstas les gusta alimentarse con ácaros y son tóxicas para muchos otros animales dañinos para el jardín. De esta forma ayudan a controlar algunos tipos de plaga. Otros insectos beneficiosos para el control de plagas son las avispas, arañas y las mantis religiosas entre otros, que también alimentan de estas plagas. Si notas que tienes una plaga en alguna de tus plantas, revisa el resto del jardín para ver cuán grave es la situación. Aísla la planta que está infectada, luego con una lupa, trata de identificar el tipo de plaga. Prevenir es más fácil que tener que remediar, así que, si tienes dudas, sal hoy al jardín y revisa tus plantas, sólo toma unos minutos y te evitará sorpresas desagradables en el futuro. La prevención y el control, son tus mejores amigos a la hora de mantener tu jardín bello y saludable. Si tienes dudas contacta con expertos en jardinería que cuidará con productos orgánicos http://tecniserviciosbeltran.com.co/contactenos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *