El fútbol es uno de los deportes más antiguos de la humanidad y en la actualidad es el más popular. Es importante no sólo a nivel deportivo, como juego y pasatiempo, sino también a nivel social, ya que une a grupos sociales, a clubes o incluso a naciones. Es por eso que hasta en las poblaciones más pequeñas encontramos una cancha de fútbol, pero antes de construir una cancha de fútbol se deben tener en cuenta ciertos criterios, para así asegurar su durabilidad y funcionalidad. En primer lugar, se debe realizar un estudio, para verificar que el terreno sea geológicamente estable, es decir, que no sea rocosos, de fuertes pendientes o de antiguos cauces de quebradas donde se puedan generar avalanchas que amenacen destrucción de la obra. Después de realizar los estudios de viabilidad, se aplana el terreno y se construye un sistema de filtración de agua adecuado, para evitar futuras inundaciones. Otro aspecto que se debe tener en cuenta son las dimensiones de la cancha que vamos a construir. Como regla general toda cancha de fútbol, sin importar el tamaño tiene que ser rectangular. Normalmente se recomienda que el ancho sea 3/4 el largo para que la cancha tenga la mejor proporción. Según el reglamento de FIFA la medida mínima del campo de juego es 45m x 90m y que la medida máxima 90m x 120m. Para partidos oficiales o partidos internacionales de competencia, la FIFA establece un mínimo de 64m x 100m y un máximo de 75m x 110m. Uno de los elementos con los que se debe ser más cuidadoso es con el engramado, pues este se elige de acuerdo al clima y la frecuencia de uso. Cuando se instala siempre debe hacerse en sentido transversal (Oriente – Occidente), facilitando el drenaje de aguas lluvias. El corte se hará en franjas alternadas y la altura del corte no podrá ser menor a 4 cms, para lo cual se recomienda variar la altura del corte entre franjas. Tecniservicios Beltran La frecuencia del corte puede variar entre 15 y 20 días y se realiza en la franja de recuperación, o sea, en la franja en la que no se efectuó el primer corte. Por el uso constante y fuerte pisoteo de los jugadores van apareciendo huecos, pero estos pueden ser tratados cubriéndolo con tierra abonada, que ayuda a al crecimiento de nuevo césped. Con el fin de generar un crecimiento más uniforme en toda la superficie de la cancha, se debe fertilizar la grama con un bulto de Urea (50 Kgs) y un bulto de 15-15-15 (50 Kgs) por el sistema de boleo cuidando de no concentrarse en algunas áreas para evitar el quemado de la misma. La frecuencia de la fertilización la debe determinar un experto. Contacta a expertos en diseño, construcción y mantenimiento, topdressing, cortes, demarcaciones, construcción de drenajes, control de plagas y fertilización de tipo químico u orgánico haciendo que sus canchas estén siempre en óptimas condiciones. http://tecniserviciosbeltran.com.co/contactenos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *