Asbesto es el nombre de un grupo de minerales de origen natural que se utilizan en varios productos, como en material de construcción, tejas para techos y los frenos de automóvil, con el fin de resistir al calor y la corrosión.

Las fibras de asbesto son muy pequeñas para poder verlas a simple vista. Estas fibras no se disuelven en agua ni se evaporan y son resistentes al calor, al fuego y a la degradación química o biológica.

Las principales variedades de asbesto son el crisotilo (asbesto blanco) y la crocidolita (asbesto azul) y ambos tipos han sido asociados con el cáncer.

¿Cómo se exponen las personas al asbesto?

La inhalación de asbesto: Si se manipulan las rocas, los suelos o los productos que contienen asbesto, estos pueden liberar al aire las fibras de este mineral. Al inhalar estas fibras, entran a los pulmones, en donde pueden permanecer durante toda la vida. La exposición al asbesto no constituye un problema si el asbesto sólido no se manipula y se deja intacto.

Puede que también suceda durante la demolición o renovación de edificios viejos que estén construidos con materiales que contienen asbesto. En cualquiera de estas situaciones, las fibras de asbesto tienden a crear un polvo compuesto de diminutas partículas que pueden flotar en el aire.

Ingestión de fibras de asbesto: las fibras del asbesto también pueden ser tragadas, lo cual puede que ocurra cuando las personas consumen alimentos o líquidos contaminados (tales como agua que fluye por tuberías de cemento de asbesto).

Las personas con una exposición mayor son las que trabajaron en la industria del asbesto, tales como la construcción y manejo de material aislante. También los familiares de los trabajadores, puesto ellos traen fibras del asbesto a sus casas a través de la ropa y pueden ser inhaladas por los demás en el hogar.

Consecuencias del asbesto:

AsbestoTodas las formas de asbesto son cancerígenas para el ser humano. La exposición al asbesto, incluido el crisotilo, es causa de cáncer de pulmón, laringe y ovario, así como de mesotelioma (un cáncer del revestimiento de las cavidades pleural y peritoneal). La exposición al asbesto también puede causar otras enfermedades, como la asbestosis (una forma de fibrosis pulmonar), además de placas, engrosamientos y derrames pleurales.

La mayoría de las personas no muestran signos o síntomas de enfermedades relacionadas con el asbesto hasta 10 a 20 años después, o más, de ocurrida la exposición.

Regulación en Colombia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 125 millones de personas están expuestas a esta fibra, y más de 110.000 mueren anualmente a causa de alguna enfermedad respiratoria producida por el asbesto, que, según los neumólogos, se inhala sin saberlo, se encaja en los pulmones y produce desde complicaciones respiratorias hasta inflamación de la pleura, asbestosis o el mortal mesotelioma.

En 1991 el Banco Mundial estipuló, como política, su preferencia de no financiar la manufactura o el uso de productos que contengan asbesto. Además, está prohibido por el Convenio de Róterdam, firmado por más de cien países, y al menos 56 países han prohibido el uso del asbesto en todas sus presentaciones.

Sin embargo, en Colombia aún se permite la utilización de la fibra en una presentación conocida como crisotilo. El material es utilizado en 90% para la elaboración de tejas y fibrocementos y en un porcentaje menor para la producción de pastillas de frenos y textiles. También el asbesto se puede encontrar en plásticos y pinturas.

Colombia se destaca por ser uno de los pocos territorios que permite la libre importación, explotación y uso del asbesto.

El 8 de junio se presentó el proyecto de ley 97/ 2015 que buscaba prohibir la producción, comercialización, exportación, importación y distribución de cualquier variedad de asbesto en Colombia. Con 7 votos en contra y 4 a favor, se hundió este proyecto enfocado en la salud y la prevención de enfermedades producto de esta fibra.

El ministro de salud Alejandro Gaviria aseguró que los riesgos asociados a la salud por el asbesto no son certeros.

Queda en incertidumbre que vaya a ocurrir con la regulación del asbesto en Colombia, por el momento se debe ser consiente de los peligros para la salud y siempre que adquiera productos de construcción pregunte si contiene este componente y procure reducir al máximo su exposición.

Consulte con expertos en construcción con alto compromiso ambiental http://tecniserviciosbeltran.com.co/contactenos/

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *